Recomendaciones para evitar la deshidratación

In Me siento bien on

En épocas de altas temperaturas es muy importante mantener el cuerpo bien hidratados. Consejos y sugerencias de alimentos que aportan agua al organismo y brindan una sensación refrescante.


El agua es un componente esencial de todos los tejidos corporales. Es necesaria para todas las reacciones orgánicas y es el componente de todas las células. Además, es el medio de transporte de los nutrientes. El agua mantiene la temperatura: a través del sudor el cuerpo disipa el calor. Por eso, durante el verano es muy importante que te mantengas bien hidratado. #MeSientoBien

El Ministerio de Salud de la Nación recomienda tomar ocho vasos de agua potable diarios. Además, señalan: “A lo largo del día hay que beber al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua. No hay que esperar a tener sed para hidratarse”. Esto último se debe a que la sensación de sed aparece tardíamente, cuando el cuerpo ya ha perdido del 1 al 2 % del agua.

¿Dónde la podés encontrar? La fuente principal de ingesta líquida es el agua, las bebidas e infusiones (leche, jugos, gaseosas, té, café, caldos, sopas) y otros alimentos como helados, batidos y gelatinas. También algunos alimentos sólidos aportan cantidades considerables de agua: las frutas y las verduras pueden contener hasta un 90%. Se estima que el agua de estas comidas alcanza alrededor de los 800 ml al día.

La Lic. Romina Sayar, vicepresidente de Asociación Argentina de Nutricionistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), asegura: “En verano la hidratación es muy importante para prevenir golpes de calor, descomposturas y también para conservar las capacidades cognitivas al máximo; y la bebida más saludable para hacerlo es el agua”. Más que nunca es necesario equilibrar los ingresos y las pérdidas de líquidos. Por ejemplo, si hacés actividad física, vas a perder más agua, por lo que es recomendable hidratarse antes, durante y después de la actividad con pequeñas tomas.

Otras recomendaciones a seguir son tener siempre a mano una botella de agua; tomar un vaso al acostarse, levantarse y en cada comida del día y servir agua en los vasos al poner la mesa. Es muy importante enseñar a los chicos hábitos saludables ofreciéndoles agua en lugar de gaseosas, así como resaltar la importancia de la hidratación durante la adolescencia. Incorporá agua en preparaciones como jugos y licuados naturales y evitá el alcohol o las bebidas muy dulces. Además, sumá frutas y verduras a tu dieta, en lugar de comidas abundantes y muy calientes. Usá ropa liviana y protegete del sol para prevenir la pérdida excesiva de agua.

¡Prepará tu botellita de agua y reencontrate con el verano!


Fuentes:

Asociación Argentina de Nutricionistas y Nutricionistas Dietistas (AADyND) http://www.aadynd.org.ar/

Ministerio de Salud de la Nación

http://www.msal.gob.ar/

Contacto

Ante cualquier consulta comunicate con nosotros al:

0800.333.3532