Qué hacer ante un cuadro de paro cardíaco

In Me siento bien on

La asistencia dentro los primeros diez minutos, después de un paro cardíaco, es decisiva para la supervivencia.


Cuando el corazón no puede latir de manera armónica, entonces se da un cuadro clínico conocido como arritmia cardíaca o fibrilación ventricular que puede derivar en un paro cardíaco. Se trata de una de las principales causas de muerte súbita entre los adultos aparentemente sanos.

La persona que sufre un paro cardíaco dispone de apenas unos diez minutos para ser asistida. Después de este lapso de tiempo, las posibilidades de supervivencia son prácticamente nulas. Por eso, que la sociedad esté capacitada para brindar estos primeros auxilios es de vital importancia.

Ante todo, es preciso saber reconocer un cuadro de paro cardíaco: los síntomas no son tan claros y, además, suele suceder que una persona infartada se desmaye. Por eso, ante una situación así, lo primero hay que hacer es llamar al servicio de urgencias.

Masajes: como primera medida, se indica un masaje cardíaco. Para ello, es necesario colocar las manos sobre el esternón de la persona y presionar con los brazos extendidos. La presión debe hacer que el esternón baje unos 5 centímetros, unas 100 veces por minuto. El masaje debe aplicarse rítmicamente y sin interrupciones.

Desfibrilador: desde hace algún tiempo, han proliferados equipos desfibriladores autónomos en la vía pública. Se trata de un aparato que reanima a la persona mediante una descarga eléctrica controlada. Ante un paro cardíaco en la vía pública, es recomendable buscar locales que puedan contar con un equipo desfibrilador.

Fuente

fundaciondelcorazon.com

Contacto

Completá el formulario a continuación para ponerte en contacto con nosotros.
Te responderemos a la brevedad.