Por qué caminar puede resultar un mejor ejercicio que correr

In Me siento bien on

Caminar enérgicamente puede ser un ejercicio formidable, incluso mejor que correr.


Si al saludable hábito de caminar se le suma una frecuencia controlada, con un ritmo enérgico y sostenido en el tiempo, entonces resulta ser un ejercicio capaz de quemar tantas o más grasas que la carrera y redunda en idénticos o mayores beneficios para la salud coronaria.

No todo el mundo disfruta de correr. Además, con la edad y algunos factores ambientales, la carrera puede no ser un ejercicio seguro, por lo que caminar es una alternativa tan saludable como divertida.

Caminar puede ser aún más beneficioso que correr: según el estudio publicado por Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, mientras que correr reduce en un 4.2 por ciento el riesgo de hipertensión arterial, caminar lo hace en un 7.2 por ciento.

Con respecto a los índices de colesterol malo, correr puede ayudar a disminuirlos hasta en un 4 por ciento, mientras que caminar lo hace hasta en un 7 por ciento. Algo similar sucede con la salud coronaria: mientras que correr reduce las posibilidades de padecer alguna patología cardíaca hasta en un 4.5 por ciento, caminar lo hace en un 9.3 por ciento.

Así las cosas, caminar puede ser aún más beneficioso que correr. Eso sí, para que la caminata surta los efectos deseados, es preciso contar con una rutina y metodología adecuadas. Los expertos recomiendan caminar cuatro veces por semana, a un ritmo enérgico, durante 45 minutos.

Fuente

fundaciondelcorazon.com

Contacto

Completá el formulario a continuación para ponerte en contacto con nosotros.
Te responderemos a la brevedad.