Para los más chiquitos

In En familia on

¿Cómo empezar a incorporar alimentos para los bebés? Recomendaciones de alimentación infantil según el Ministerio de Salud de la Nación. Guía alimentaria para los chicos de seis meses.


La Organización Mundial de la Salud recomienda la introducción de alimentos complementarios a la lactancia materna a partir de los seis meses. “Las necesidades de energía y nutrientes del lactante empiezan a ser superiores a lo que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesaria la introducción de una alimentación complementaria. A esa edad el niño también está suficientemente desarrollado para recibir otros alimentos”, señalan.

Los alimentos deben agregarse de a poco. Se estipula una comida al día a los seis meses (más pecho a demanda) que se incrementará a medida que el niño crezca. Desde el Ministerio de Salud recomiendan para los más pequeños: “Las comiditas deben ser espesas. Las preparaciones líquidas (sopas, caldos, jugos) no contienen suficientes elementos nutritivos porque tienen mayor cantidad de agua. Además, es importante continuar amamantando a su bebé. Es recomendable amamantar primero y después ofrecer los alimentos distintos a la leche”.

¿Qué alimentos se pueden dar? Papillas de cereales como arroz, fécula de maíz, harina de maíz, tapioca. No es conveniente agregar sal, aunque sí se puede añadir una cucharadita de aceite o manteca. “Una semana más adelante agréguele un pequeño trozo de carne sin grasa –de vaca o de pollo, de conejo, de cerdo–, bien cocida –a la plancha, a la parrilla o hervida– y bien desmenuzada –picada finamente o rallada–. Una vez por semana se puede reemplazar la carne por hígado bien cocido y molido o morcilla tamizada (sólo la parte cremosa, sin piel ni partes duras)”, señalan desde el Ministerio. Como postre, se pueden ofrecer purés de frutas maduras como manzana, banana, peras y durazno. Como bebida, lo mejor es el agua. También se pueden dar jugos de fruta naturales.

Si la imagen de un bebé con un plato de fideos en la cabeza te viene a la memoria, tenés que saber que es perfectamente normal. Los chicos están conociendo el mundo a la par que descubren los nuevos alimentos. El Ministerio da algunos consejos: “Desde que comienza a comer el niño o niña debe tener su propio plato; esto permite que la mamá o la persona que lo cuida pueda observar la cantidad que come cada vez. El bebé comenzará a comer una vez al día, que puede ser el almuerzo o la cena. La madre debe tener tiempo, estar tranquila y bien predispuesta. Es muy importante la mirada de la madre hacia su hijo, ya que a través de ella se comunica con él. También es importante hablarle, explicarle lo que va a comer” y añaden: “Incorpore los alimentos de a uno por vez, para probar la tolerancia y la aceptación de sabores, y detectar posibles alergias. Es conveniente ofrecer el alimento durante varios días para que el niño/a se habitúe a su sabor. Insista una y otra vez, colocando el alimento en el centro de la lengua, para evitar que lo escupa, ya que las primeras veces que el niño recibe alimentos con cuchara, generalmente saca la lengua (como hace para chupar) y puede parecer que está rechazando el alimento. No se preocupe si no come lo que usted espera; es un proceso de aprendizaje en el que cada niño tiene su ritmo, que debe ser respetado”.

A no desesperar y paciencia para incorporar alimentos a la dieta de tu bebé.


Fuente:

http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000000308cnt-A05.%20Guas%20Alimentarias%20-%20Familia.pdf http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs342/es/

Contacto

Ante cualquier consulta comunicate con nosotros al:

0800.333.3532