La ciencia investiga la influencia de los alimentos en la psicología

In Me siento bien on

¿Y si fuera cierto que una buena alimentación es más efectiva que un ansiolítico? Pues así parece.


La ciencia está estudiando los denominados psicobióticos, un término acuñado en 2013 por el psiquiatra Ted Dinan. Se trata de un determinado tipo de probiótico, o sea, un conjunto de microorganismos que en dosis adecuadas mejora la salud y podría contrarrestar ciertos trastornos mentales.

“En principio cualquier componente de la microbiota que vive en nuestro intestino, también denominada microbiota de ocupación, es candidato a convertirse en probiótico, ya que todos ellos participan potencialmente en los beneficios que otorgan en conjunto “, señala Guillermo Álvarez-Calatayud, presidente de la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP).

El experto aclara que para saber qué clase de probióticos podrían funcionar como psicobióticos, todavía falta un tiempo: “Eso requerirá todavía de mucha investigación, aunque a día de hoy hay numerosos estudios científicos que indican su gran potencial”.

En 2013, un exitoso experimento logró mejorar la conducta autista de un grupo de ratones, alimentándolos con bacterias intestinales. “Al intestino se le suele llamar el segundo cerebro, porque está dotado de su propio sistema nervioso, denominado sistema nervioso entérico, compuesto por una red de millones de neuronas que se comunican entre ellas del mismo modo que si se encontraran en el cerebro, utilizando los mismos elementos químicos y proteínas”, explica el científico.

Es que existen abundantes evidencias de cómo la microbiota intestinal es capaz de influir en el cerebro. Algunos experimentos han demostrado cómo un grupo de ratones libres microbiota se comportan ansiosamente y en ocasiones con conductas antisociales. Mientras tanto, otro grupo inoculado con ciertas bacterias mostró una conducta totalmente opuesta.

Hasta tanto la ciencia determine con exactitud qué tipo de alimentos podrían ayudar a tratar cuadros psiquiátricos, sabemos que es posible hallar probióticos en yogures, kéfir, chucrut, chocolate y encurtidos.

Fuente

elpais.com

Contacto

Completá el formulario a continuación para ponerte en contacto con nosotros.
Te responderemos a la brevedad.