Duda en el aire: ¿pasta o pollo?

In En familia on

La señal de permanecer con el cinturón ajustado se apagó, la azafata ya está cerca y llega el momento de decidir.


Antes de subir al avión, los pasajeros ya conocen las alternativas, sí, las mismas de siempre: pasta o pollo. Sin embargo, lejos de obedecer a una falta de inspiración, la recurrente disyuntiva tiene una muy buena razón de ser.

Thijs Visser es el encargado de los alimentos y bebidas ofrecidas por la aerolínea KLM a sus pasajeros en cualquier vuelo que esté vinculado con las Américas. En entrevista con el diario La Nación, reveló algunos secretos sobre la gastronomía de abordo.

Entre varias curiosidades, contó que los chef deben cocinar atentos a que su platillo será degustado a 10 mil metros de altura. No es un dato menor: la percepción del gusto y el sabor disminuye cuando se está en el aire, por eso la comida está mucho más condimentada.

“Tratamos de elegir productos locales y de estación para asegurar la mejor calidad. Además, los alimentos no tienen que ser propensos a generar bacterias, deben ser de fácil conservación, saludables para los pasajeros y que se digieran rápidamente”, explica.

¿Por qué siempre es pasta o pollo?: “Puede haber hasta 30 nacionalidades a bordo y tenemos que ofrecer un producto que sea del gusto de la mayoría y además que cierren los costos operativos. El pollo y la pasta son las mejores alternativas. La pasta también es una buena opción vegetariana, nunca lleva carne”, revela Visser.

Sin embargo, existe una excepción en la ruta a Buenos Aires: “En la Argentina podemos hacer frente a los costos y servir un buen bife. También hacemos platos con Malbec. Incluso vamos a probar con el cordero para la clase Ejecutiva, pero las otras rutas siguen con pollo”, concluye.

Fuente

lanacion.com.ar

Contacto

Completá el formulario a continuación para ponerte en contacto con nosotros.
Te responderemos a la brevedad.