¿Cómo cuidar el hígado?

In Me siento bien on

El hígado es el principal encargado de la desintoxicación. Toda sustancia que es absorbida por el intestino pasa primero por él para luego desembocar en la circulación sanguínea. Consejos para mantenerlo saludable. #MeSientoBien


 

Según el National Institute of Health, “el hígado es el órgano de mayor tamaño dentro del cuerpo. Ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacena energía y elimina toxinas”. Las sustancias absorbidas por el intestino pasan primero por el hígado para filtrarse y luego desembocar en el torrente sanguíneo. También, se ocupa de la síntesis de proteínas y el colesterol, en la regulación del metabolismo y en limpiar la sangre de sustancias tóxicas.

Si el hígado presenta algún problema, nuestra salud se puede ver severamente afectada. Por eso es preciso cuidarlo. La Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa) presenta las siguientes recomendaciones:

– Llevar una dieta balanceada.

Esto incluye la incorporación de fibra y alimentos bajos en grasa. Utilizar poca sal y azúcar ayuda a mantener el hígado saludable. Sumar más frutas y verduras, y evitar los alimentos fritos y congelados. También, las grandes ingestas de proteínas y carbohidratos en exceso.

– Comer alimentos antioxidantes

Estos protegen a las células del daño de los radicales libres, sustancias que atacan y alteran a las células sanas. Entre ellos encontramos los arándanos, las moras, las manzanas, fresas, nueces, avellanas, alcachofas y los tomates.

– Hacer ejercicio de forma regular.

La actividad física ayuda a todo el organismo y en particular al hígado, a liberar toxinas.

– Usar sólo los medicamentos, vitaminas y suplementos prescritos por tu médico.

Si no existe un diagnóstico de deficiencia de vitaminas y minerales, procurá no consumir suplementos.

– Lavar tus manos después de ir al baño.

La higiene personal y de la manipulación de los alimentos es fundamental para evitar la transmisión de enfermedades.

– Vacunarse contra Hepatitis A y B.

No compartas artículos personales como cepillo de dientes, rastrillo o cortaúñas para evitar el contagio. Además, usá preservativo siempre en tus relaciones sexuales.

– Limitar el consumo de alcohol.

¡Nunca mezcles medicamentos con alcohol!

– Vigilar tu peso corporal.

Tanto la obesidad como la desnutrición extrema producen alteraciones en el tejido hepático. Asimismo, es fundamental controlar periódicamente los valores de glucosa, colesterol y triglicéridos.


Fuentes:

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/liverdiseases.html

https://www.fundhepa.org.mx/Cuida%20tu%20higado.html

Contacto

Completá el formulario a continuación para ponerte en contacto con nosotros.
Te responderemos a la brevedad.